sábado, 1 de octubre de 2016

EL DESARROLLO DEPORTIVO TAMBIEN SE PLANIFICA (II parte)

PASO 1: PLANIFICA BIEN LA PROGRAMACIÓN DEL CALENDARIO DE LA TEMPORADA.

Al revisar los números sobre la actuación de peloteros y juegos realizados en la temporada 2015-2016  de la Liga Andrés Miranda - Baruta  por categoría, nos encontramos con evidencias que ratifican lo que hemos venido diciendo desde hace tiempo desde la EBM UCV: antes de comenzar la ronda eliminatoria del campeonato hay que realizar el congresillo técnico, para determinar con razonable precisión, las actividades a realizar durante el desarrollo del torneo.

En el transcurso de la pasada temporada 2015-2016, mucho se hablo acerca “del poco tiempo disponible”, y de la “poca disponibilidad de estadios” en el área metropolitana de Caracas, para justificar la imposibilidad de realizar la totalidad de los juegos programados en la ronda eliminatoria de acuerdo a las disposiciones técnicas establecidas en el Reglamento de Campeonatos de la Liga.

Este mismo argumento se emplea para justificar la “imposibilidad” de efectuar juegos de desempate en los casos en que ha habido empate para decidir el último clasificado en una ronda,  prefiriendo aplicar engorrosos y no muy claros procedimientos que son más apropiados para campeonatos distritales o nacionales en los que apenas se dispone de una o dos semanas para desarrollar el torneo, que para campeonatos locales en los que se dispone de los fines de semana “hábiles” para la liga entre los meses de noviembre a julio. Esta situación se presentó en las categorías Junior y Preinfantil, en la que hubo que esperar a que el anotador oficial entregara unas estadísticas que nunca fueron oportunas.

Revisando los números de la temporada anterior, nos encontramos con elementos que indican que se dicen muchas cosas como si fueran verdades indiscutibles, sin verificar si de verdad el problema es un “obstáculo” difícil de sortear. Uno de esos “obstáculos” es el factor “tiempo”, sobre el cual debemos decir que, si no se planifica como debe ser el desarrollo del campeonato, siempre habrá como excusa el “factor tiempo”.

Aquí les vamos a presentar un claro ejemplo sobre como en la temporada pasada se planifico mal la programación de juegos, y de cómo ese error originó el “no hay tiempo para mas juegos”.

LA RONDA ELIMINATORIA

En el cuadro que les vamos a presentar a continuación, tenemos la cantidad de juegos a jugar por cada categoría –excepto Iniciación porque no tenemos los datos todavía – de acuerdo al número de equipos que se inscribieron para participar en la temporada 2015-2016

Fuente Liga de Anotadores
En este cuadro, se puede ver como en las categorías Formación y Desarrollo (Preparatorio) e Infantil “AA” (Infantil), la decisión adoptada por la Asamblea (Delegados y Junta Directiva) de aumentar una vuelta más a la ronda eliminatoria y no el contenido de la Norma 2.09 del Reglamento de Campeonatos de la Liga fue lo que origino el “problema falta de tiempo”.

Esta decisión de la asamblea que por lo visto no fue analizada lo suficiente para determinar su impacto,  trajo como consecuencia no sólo la mayor demanda de espacio en los estadios (21 y 55 juegos de más) para esas categorías, sino que incremento el costo de sus respectivos campeonatos. Fue por error de la asamblea y no por efectos de la inflación que se incremento el precio.

Este error en las categorías Formación y Desarrollo e infantil fue tal vez la principal causa que no haya podido realizarse 20 juegos que fueron pagados por las divisas. De no haberse hecho la modificación en el número de vueltas a jugar en las rondas eliminatoria de esas categorías, sólo habrían quedado pendiente de realizar 9 juegos: 2 en Infantil “A”, 4 en Juvenil “A”, 1 en Juvenil “AA” y 2 en Juvenil “AAA”, aunque pudiéramos afirmar, que por haber ocupado más espacio que el que debían las categorías Formación y Desarrollo e Infantil "AA", fue que 7 de esos 9 juegos no pudieron realizarse (El juvenil juega sólo en los estadios mas grandes).

Otro argumento que desmiente ese cuadro, y los que a continuación mostramos, es que la categoría Juvenil “AAA” por tener 16 equipos inscritos, y que de esos 16, 8 clasificaban a la ronda semifinal de acuerdo a la Norma 2.09, era “demasiados juegos por jugar” en una categoría.

Todos los campeones barrieron en sus respectivas series finales


Como se podrá observar, de los 120 juegos programados para la ronda eliminatoria, se realizaron 118, es decir sólo faltaron 2 juegos por jugarse. Por otra parte, en esta categoría se pudo jugar la ronda semifinal prácticamente sin ningún contratiempo, ya que según nuestras cuentas sólo dejaron de jugarse 2 juegos de los 56 programados para la ronda, y en la final se jugó – como en todas las categorías - 2 de los 3 juegos programados porque en esta última ronda se titula campeón el equipo que gane 2 juegos, y en todas las categorías los campeones ganaron los dos juegos seguidos por lo que no hubo necesidad de realizar el tercero.

La categoría juvenil concluyó la temporada 2015-2016 justo en la última semana del mes de julio, es decir, en el lapso que había solicitado la Asociación de Beisbol del DC a los fines de no coincidir con algún campeonato nacional en el mes de agosto.

NO DESCUIDAR AL SEMILLERO.

Finalmente queremos hacer el siguiente comentario sobre la categoría semillero. Fue la última categoría en terminar la temporada, debido a que no hubo ningún control en la programación de juegos de la ronda eliminatoria (se jugaron 3 vueltas). El retardo en esta ronda incidió en la realización de las rondas semifinal y final al punto que la final se juega en las primeras semanas del mes de agosto.

Esta categoría debe tener una especial atención, porque se trata de niños entre 5 y 6 años, es decir en edad pre-escolar, por lo que si en una categoría afecta más el inicio del período vacacional es ésta. Por otra parte, esta es la categoría que tal como su denominación lo indica, es la puerta de entrada de un niño a la práctica del beisbol organizado, es la categoría donde se inicia tanto el niño que quiere ser pelotero, como el representante que tiene la responsabilidad de llevarlo a los juegos de las ligas, por lo que una mala experiencia tanto para el niño como para el representante puede convertirse en motivo para desilusionarse no sólo de la liga sino de la práctica de beisbol.

En esta categoría no pudimos establecer cuantos juegos presupuestados dejaron de realizarse, porque no hay ningún tipo de registro sobre el torneo. Si bien es cierto que esta es una categoría en la que no se llevan registro de juegos como en el resto, también lo es que si se pretende hacer seguimiento a la actividad de los peloteritos para “medir” su progreso en la actividad, es necesario contar con algún tipo de datos que permitan crear indicadores para hacerlo. No debemos olvidar que lo que se haga en las categorías iniciación, Formación y Desarrollo y Preinfantil, servirá de base para el desarrollo del futuro pelotero de las categorías Infantil, prejunior, junior y juvenil.


Si en la puerta de entrada al sistema los tratamos así, ¿ustedes creen que a muchos les quedarán ganas de formar parte del beisbol menor organizado?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario