sábado, 21 de abril de 2018

ELECCIONES EN FEVE BALONCESTO: PRUEBA QUE SI SE PUEDE HACER LAS COSAS BIEN

FOTO: Diario LIDER

El "resultado final" de las elecciones de la Federación Venezolana de Baloncesto, cuyas siglas coinciden con la del Beisbol (FVB) 1, es la mas clara evidencia que si se pueden realizar procesos eleccionarios en la federaciones, asociaciones, ligas y clubes o escuelas deportivas asociadas, apegadas a lo establecido en la Ley Orgánica del Deporte.

Lo primero que debemos resaltar es, el apoyo técnico dado por el CNE, lo cual está claramente establecido en la Ley pero que nadie acata, comenzando por el IND y el Ministerio del Deporte entes que se han dado a la tarea de - y nos perdonan la expresión pero no hay otra manera de calificarlo - cabronear procesos chimbos de elección de autoridades federadas como las de las de FEVE Beisbol y la de Fútbol por tan solo citar dos ejemplos.

El proceso no fue fácil para los sectores emergentes que le disputaban el liderazgo a la vencida, atrazada y decadente dirigencia, que al igual que sus colegas del Beisbol y el Futbol, pretendía continuar pegada como una garrapata a un perro en los cargos directivos.

El movimiento Somos Baloncesto tuvo que impugnar el viciado proceso ante el TSJ, ante la desidia de un Ministerio del Deporte que hasta ahora no ha tenido voluntad para ejercer su potestad legal de garantizar que la LEY SE CUMPLA en su exacta dimensión.

Afortunadamente el CNE si ejerció su potestad legal, al igual que el TSJ
  
UN NUEVO LIDERAZGO

El acto de juramentación de la nueva Directiva de de FEVE Baloncesto fue una declaración de principios, hecho que del Diario Lider destaca en un reportaje sobre el acto, Lejos del aire acondicionado y de las oficinas, el acto protocolar pautado por la Comisión Ad-Hoc del Consejo Nacional Electoral se cumplió en la tradicional cancha de Festival 67 en Coche, rodeado por el calor de cientos de chamos que practican el deporte, de árbitros, dirigentes y entrenadores de base que tienen confianza en que la nueva dirigencia posará su mirada en las raíces profundas, excluidas e invisibilizadas del básquet nacional.

“Es un día histórico para el baloncesto venezolano. Muchos pensaron que era imposible, pero gracias a todos los que creyeron en Somos Baloncesto. A la federación no llega una persona, sino un equipo de trabajo. Nos debemos a todos estos niños que están aquí soñando con ser grandes jugadores. Agradecemos al CNE por su transparencia”, declaró a LIDER Bruno D´Addezzio el nuevo Presidente de la Federación Venezolana de Baloncesto.

Concluimos esta nota con la siguiente pregunta: Si en el caso de la elección de la Junta Directiva de la Federación Venezolana de Baloncesto se hizo el proceso como lo establece la Ley, ¿Por qué el Ministerio del Deporte y el I.N.D. están avalando elecciones fraudulentas en otras federaciones?.

1: Hacemos la aclaratoria para no confundirla con la Federación Venezolana de Beisbol

sábado, 7 de abril de 2018

TENEMOS QUE PONER EL PUNTO SOBRE LA "I"


El Diccionario de la Real Academia Española, define al deporte como una actividad física que se realiza con fines recreativos o de competición, por lo que practicar un deporte supone horas de entrenamiento sujeto a normas.

Desde el punto de vista institucional, para que una actividad sea considerada deporte, debe estar avalada por estructuras administrativas y de control que se encargan de reglamentarlo.

En el caso de la disciplina deportiva Béisbol, las estructuras administrativas que regulan la actividad son las escuelas deportivas (O divisas, tal como la definen los Reglamentos de Ligas, Asociaciones y la FVB), Ligas, Asociaciones y la Federación Venezolana de Béisbol).

Adicionalmente debido a la gran influencia que hoy en día tiene la práctica deportiva en el desarrollo social, El estado cumple un papel de ente rector de la actividad en cada país, es por ello que existen Ministerios del Deporte, o Institutos Nacionales que regulan la actividad de las Federaciones Nacionales Deportivas.

Para que el sistema funcione, todas las estructuras administrativas que lo conforman (Escuelas, Ligas, Asociaciones, Federaciones y El Estado) tienen que cumplir su rol, en el caso que nos corresponde (Escuelas de Béisbol) tenemos que no sólo tener reglamentos y planes de trabajo, sino también  –lo mas importante- desarrollarlos.

Lo anterior es fácil decirlo, pero cuando vamos a la práctica nos encontramos con una serie de obstáculos que hay que sortear para lograr alcanzar el objetivo deseado, pero el problema no es “que existan problemas”, el verdadero problema se presenta cuando los actores responsables que la escuela deportiva funcione como debe ser, no asumen su compromiso con la organización.

Cuando hablamos de compromisos con la organización, no nos estamos refiriendo sólo a tratar asuntos tales como “si no me pagas tanto no trabajo” (argumentos de muchos “técnicos”), o “Yo pago mensualidad por lo que mi hijo tiene que jugar” (argumentos de los padres), nos estamos refiriendo a situaciones que van mas allá del aspecto económico.

"Ser técnico" es mucho mas que pedir aumento
Atender los problemas de índole laboral de los técnicos de béisbol, no solo significa “ponerlos a ganar bien”, o “darle buen material”, y “horas de terreno”, también significa garantizarle al padre o representante del pelotero, que el técnico va a realizar un trabajo calificado, es decir, que la escuela tiene también la obligación de atender los problemas relativos a la falta de preparación de muchos técnicos, porque en nuestro país, tenemos  graves deficiencias en este aspecto.

La crítica situación que estamos viviendo en el país, la cual afecta a las organizaciones del béisbol (porque éstas no son entes extraterrestres), tiene un aspecto positivo, nos va a obligar a "cambiar porque si", porque de no hacerlo simplemente no sólo las escuelas, sino las ligas, asociaciones y la federación van a desaparecer, y eso no es beneficio para nadie.

El cambio que tiene que venir es muy sencillo: “meternos” en la mente técnicos, directivos, padres y peloteros (1), que el deporte de competencia supone horas de entrenamiento sujeto a normas, “normas” de obligatorio cumplimiento por parte de los involucrados en la actividad.


Si entendemos esta sencilla idea, entenderemos el porque los técnicos están mal pagados y los peloteros tienen una preparación deficiente, por mencionar sólo dos de los problemas que tenemos en el beisbol no profesional Venezolano.

(1) Mencionamos de último a los peloteros, porque la responsabilidad principal es de los adultos (directivos, técnicos y representantes)

FV