viernes, 1 de octubre de 2010

CONSEJOS COMUNALES BATEAN CON CUENTA DE TRES Y DOS

La Ley Orgánica de los Consejos Comunales (LOCC), define a éstos como instancias de participación, articulación e integración entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales y los ciudadanos y ciudadanas en general, de manera que la comunidad organizada  pueda ejercer directamente la gestión de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a sus necesidades y aspiraciones.

A los efectos de la LOCC, se entiende como organización comunitaria a las  organizaciones que existen o pueden existir en las comunidades y que agrupan a un conjunto de ciudadanos y ciudadanas en base a objetivos e intereses comunes, tales como: comités de tierras, comités de salud, mesas técnicas de agua, grupos culturales, clubes deportivos, puntos de encuentro y organizaciones de mujeres, sindicatos y organizaciones de trabajadores y trabajadoras, organizaciones juveniles o estudiantiles, asociaciones civiles, cooperativas, entre otras.” (El subrayado es nuestro).

A los fines de su funcionamiento la LOCC establece que el Consejo Comunal (CC), estará integrado por el órgano ejecutivo, la Unidad de Gestión Financiera y la Unidad de Contraloría Social.

El órgano ejecutivo es la instancia del CC encargada de promover y articular la participación organizada de los integrantes de la comunidad, entendiendo por integrantes no sólo a las personas naturales, sino también a los grupos sociales y organizaciones comunitarias que integran los diferentes comités de trabajo.

Los comités de trabajo, corresponden a ámbitos de gestión que se constituyen en relación a las particularidades, potencialidades y problemas más relevantes de la comunidad, por lo que el número y contenido de éstas dependerá de la realidad, prácticas tradicionales, costumbres y necesidades colectivas de cada comunidad.

De acuerdo a lo anterior, un CC puede tener una Comisión de Deportes (en la ley la nombran en forma explícita), en la que participen representantes de clubes deportivos que existían con anterioridad a la creación del CC.

De acuerdo a investigaciones que hemos realizado, durante el año 2009, y lo que va del 2010, no existe referencia alguna sobre iniciativas impulsadas por los CC que hacen vida en la parroquia 23 de Enero, que tengan que ver con solicitudes de financiamiento de proyectos deportivos. Llama poderosamente la atención este hecho, puesto que es conocido por muchos, que en esa parroquia existen gran cantidad de clubes deportivos, en especial de béisbol, que participan en ligas de gran tradición en la práctica de este deporte en la ciudad de Caracas, y que nosotros tengamos conocimiento no han sido invitados a participar en alguna Comisión de Deporte de algún CC de la zona.

Parece ser que para los “dirigentes comunales” los únicos que tienen derecho a “articularse” en el CC son las personas naturales y las organizaciones comunitarias de carácter político, ya que no observamos ninguna iniciativa que tome en cuenta a los clubes deportivos y ligas locales que los agrupan. No queremos pensar que esta situación se deba a que como los equipos de béisbol menor y la ligas que funcionan en La Planicie, Sierra Maestra o Casalta no dan votos, ni son “noticia de primera pagina”, no son tomados en cuenta al momento de que el CC haga una solicitud de recursos financieros ante el Ministerio de las Comunas.
  
Nosotros consideramos que ya es hora que las ligas de béisbol menor de Caracas, así como las de cualquier ciudad o pueblo de país, comiencen a ocupar el espacio que les corresponde en estas instancias comunitarias. Que presenten ante el CC al que le corresponda, proyectos para los que se les otorgue financiamiento. Nos referimos a proyectos de actividades de las ligas de béisbol menor, actividad practicada por una gran cantidad de niños y adolescentes.

Solamente en la LIMENOR Caracas, participan en sus campeonatos anuales mas de 750 niños y jóvenes (y a lo mejor nos quedamos cortos), a los que hay que agregar los técnicos de cada equipo, árbitros y anotadores, personal de mantenimiento y la gran cantidad de público que acuden a los juegos ya que no solo van los padres a llevar a sus hijos, sino que asisten familiares y amigos a observarlos.

 ¿Existe alguna actividad comunitaria en la Planicie que movilice a tantas personas?. ¿Sera que no tienen ojos para ver que la gran comunidad beisbolera de La Planicie también requiere apoyo?. Los invitamos a que asistan a los campos de La Planicie para que se enteren.......

No hay comentarios.:

Publicar un comentario