domingo, 12 de abril de 2015

COMO SE ORGANIZA EL CALENDARIO DE UNA TEMPORADA

El llamado sistema todos contra todos, es una forma de organizar un campeonato deportivo en el que los competidores – tal como su denominación lo indica- se enfrentan todos contra todos en un número de oportunidades que generalmente son una o dos. Este sistema también es denominado liguilla o Round Robin. Este es el sistema que mas conocemos porque es el que habitualmente emplean las ligas de beisbol menor.

Para organizar el calendario de juegos de una temporada de una liga bajo este sistema, se emplean algunos algoritmos y un sistema de tablas que vamos a explicar de la manera más sencilla posible.

Primero se determina la cantidad de juegos  a realizar de la siguiente manera:

Se denomina n al número de equipos participantes, para calcular el número de juegos a realizar por una ronda de acuerdo al siguiente algoritmo  CANTIDAD DE JUEGOS = n*(n-1)/2.

Si n es un número par, entonces se necesitará realizar (n-1) rondas en las que se pueden jugar simultáneamente n/2 juegos. En caso que n sea un número impar, entonces se necesitará jugar n rondas en la que se pueden jugar simultáneamente (n-1)/2 juegos. En cada una quedará un equipo libre.

Vamos a darle cifras a nuestra explicación para ir comprendiendo mejor el asunto. Supongamos que en una categoría de beisbol menor se inscriben 14 equipos, entonces n = 14. Aplicando el algoritmo tenemos:

CANTIDAD DE JUEGOS UNA RONDA = 14*(14-1)/2= 91 JUEGOS POR RONDA.

Luego si la liga decide jugar a dos vueltas o rondas, se multiplica por dos, con lo cual tenemos 182 juegos de la ronda todos contra todos del campeonato.

De acuerdo a nuestro ejemplo, se necesitará 13 rondas (n-1), en las que se pueden jugar 7 juegos simultáneos (n/2), es decir que se necesitarían 7 estadios para una jornada de juegos. En esas 13 rondas se habría jugado la mitad de la eliminatoria, es decir 91 juegos.

Y AHORA A HACER EL CALENDARIO DE LA RONDA 

ELIMINATORIA.

El siguiente paso es determinar el calendario de juegos de la temporada en su fase eliminatoria. Si se va a hacer de forma manual, se hace una tabla de emparejamiento de los equipos denominada fixture, que en cristiano significa algo así como accesorio. Esta tabla se construye de la siguiente manera:


Se crean 13 filas (13 rondas) y 7 columnas (7 juegos simultáneos). Se comienza a rellenar la tabla a partir de la fila 1, columna 1, comenzando por el número 1 hasta el número impar más alto, que en nuestro ejemplo es el número 13.



Como en nuestro ejemplo empleamos un número par de participantes, el siguiente paso es escribir el último número par  -14  - en la primera columna, alternándolo de derecha a izquierda.




En caso de ser impar el número de participantes, 13 por ejemplo, la tabla tendría 13 filas y 6 columnas, en la primera no se coloca el número adicional, por lo que en cada ronda siempre quedará un equipo libre.

El último paso es rellenar las celdas restantes comenzando por la fila 1, columna 2, de mayor a menor, desde el número impar más alto, que en nuestro caso es 13, y ya tenemos la tabla accesorio. El primer número de cada celda, es el equipo home club, si son dos rondas, en la siguiente vuelta se invierten los números para que el que fue visitante en el primer juego, sea home club en el segundo.

Solo nos faltaría saber quiénes son los equipos 1, 2, 3, etc., aquí se tendría que establecer un criterio administrativo, es decir los números se asignan de acuerdo al orden en el que se van inscribiendo los equipos en el campeonato, y ahora sí tenemos el calendario completo de la primera fase del torneo o ronda eliminatoria.

DE LA TEORÍA AL HECHO, A VECES HAY UN BUEN TRECHO………..

Si no se tiene claro cuál es el papel que debe desempeñar un gerente deportivo, la aplicación de este principio  a la realidad específica en la que se pretende actuar, o se convierte en un vía crucis para el personaje, o éste aplica la famosa teoría como vaya viniendo vamos viendo. Aquí es donde comienza cristo a padecer, porque se crea un elemento perturbador que genera desconfianza en la comunidad, que de no ser corregido a tiempo, se convierte en uno de los factores que erosiona la calidad de la liga.

Tomemos un ejemplo de la vida misma para continuar con la explicación sobre cuál debería ser la manera de proceder.


En el campeonato de la categoría infantil de la Liga Andrés Miranda – Baruta, tiene 14 equipos participantes, que juegan la eliminatoria a dos vueltas bajo el sistema todos contra todos. De acuerdo a lo que hemos explicado se necesitan 7 estadios para que los 14 equipos jueguen simultáneamente en cada jornada de fin de semana (sábado o domingo). Como la  Liga dispone de 6 estadios, en los que tiene que distribuir espacio con las otras seis categorías, además  de otras organizaciones que  según tenemos entendido también hace uso de esas instalaciones, entonces tenemos que descartar que los juegos sean simultáneos, por lo que hay que pensar que para la liga la “jornada simultánea” sería más bien “un fin de semana simultáneo”, es decir que los siete juegos se tienen que distribuir entre sábado y domingo de cada fin de semana (3-4, 5,2, etc).

Para el 29 de marzo, sólo un equipo había jugado sus 13 juegos, y otros 5 estaban a 1 o dos. ¿Porque el resto no?

Asumiendo que el resto de las categorías tienen entre 10 y 12 equipos, tendríamos que para cada fin de semana la liga tendría otros 27 juegos aproximadamente que incluir en la programación, con lo cual la suma asciende a 34 juegos por fin de semana. Otra limitación más a nuestra planificación.

Aquí es donde nuestro gerente deportivo criollo, en vez de hacer como Vladimir Lenín cuando se le presentó el reto de hacer una revolución y se planteó la pregunta que sirvió de título a su famosa publicación (¿Qué hacer?), hace como el famoso “filósofo” Venezolano Eudomar Santos enredando las cosas sin necesidad, y hace una programación en la que unos equipos tienen más juegos que otros, unos juegan todos los fines de semana, y otros pasan hasta tres sin jugar.

Es por ello que para tratar de contribuir con la búsqueda de una solución que sea justa para todos, que se adapte además a la realidad del DC, en la que hay pocos estadios disponibles y muchos equipos (pongan atención “Potro” Alvarez, Ernesto Villegas y Jorge Rodríguez, porque el Chino Canónico no basta), vamos a hacer esta serie con algunas ideas sobre cómo organizar de verdad un campeonato.

El que tenga ojos que lea, y el que tenga algo de conciencia que las analice y trate de aplicarlas si les parece acertadas…………. 

FV

domingo, 29 de marzo de 2015

PATROCINIO DEPORTIVO: UN EJEMPLO QUE SI SE PUEDE........

Cuando converso con alguien ligado al Beisbol menor Venezolano, es decir, al Beisbol no profesional como le dicen algunos, sobre los problemas relativos a su costo, llegamos como siempre cada vez que la conversación trata este aspecto, al tema del patrocinio deportivo. El denominador común que percibo de los comentarios que escucho, es que la mayoría de la gente comenzando por los que dirigen Divisas y Ligas, así como técnicos y representantes, es que se concibe el patrocinio deportivo como si estuviésemos viviendo la décadas de los años 40, 50 o 60, cuando la situación económica y social era muy distinta a la de hoy en día, en la que no sólo tenemos altos índices inflacionarios, sino también un gran desarrollo de la actividad deportiva tanto profesional como la no profesional, lo cual hace que el concepto de patrocinio deportivo ya no sea aquél que se refiere sólo a la ayuda económica que otorgaba una entidad pública o privada caritativa y generosa, a otra pobre y humilde para que realizara su actividad. Es decir ante se concebía el patrocinio como el apadrinamiento de una organización, en la que la entidad que apadrinaba hacía lo que todo buen padrino con su ahijado: ayudarlo sin esperar nada a cambio. 

Pero este concepto idílico del patrocinio cambió al cambiar la sociedad, producto como ya dijimos de las complicaciones económicas y del desarrollo social actual, por lo que ahora hablar de patrocinio deportivo es mas bien hablar de patrocinio concertado para emplear una expresión mas nuestra que la "pitiyanqui" sponsors.

Hoy en día se entiende como patrocinio deportivo, como la ayuda económica o de otro tipo, que generalmente se da con fines publicitarios, fiscales o de otro interés estratégico para la entidad patrocinante, para que la entidad patrocinada realice su actividad. 

El empleo de algunas palabras en esta definición no es mera ociosidad, términos tales como entidad, tomado de la contabilidad cuando se refiere a la organización pública o privada, (léase sin fines de lucro y con fines de lucro),  o fines publicitarios, fiscales u otros de interés estratégico que no tienen nada de deportivos sino mas bien provienen de áreas del conocimiento tales como la administración, gerencia, planificación, presupuesto y economía, indica claramente que hoy en día hablar de patrocinio deportivo implica hablar de convenios de comercialización o acuerdos con fines estratégicos, entre dos entidades, una que posee los recursos, y otra que carece de recursos, y para ello dependiendo del tipo de convenio - comercial o político (entendiendo política como conjunto de acciones para lograr un objetivo que no sea sólo económico) - la entidad que aspira a recibir recursos de sus potenciales patrocinantes, deberá contar con un proyecto en el que esté claramente expresado en términos contables, financieros y sociales, el impacto que se espera producir con ese patrocinio. 

Seguramente saldrá alguno a decir, ¿de que está hablando este loco?, y si el que piensa de esta manera es un "dirigente" de liga o divisa, entonces ya tenemos la primera causa del porque observamos campeonatos de Liga "desaliñados", escuelas "esperoladas" (para no decir la grosería), y estadios vueltos ñoñas ( para no decir la otra grosería).

¿Que estamos hablando pistoladas?, menos mal que ya existen experiencias de esto que estoy planteando, de las que hoy les dejo un ejemplo, para continuar en otra oportunidad comentado sobre el tema.......

SEGUID EL EJEMPLO QUE LA LIGA INCE DIÓ..........

Patrocinantes del Juego de las estrellas 2014 de la Liga INCE de Maracay
     
Felix Viscuña 29/03/15

sábado, 28 de marzo de 2015

ESTUDIANTES UCV.............


.......Es la nueva sección que vamos a "estrenar" en la página web El Primer Inning. En ella estaremos publicando información sobre el equipo de Beisbol de clasificación "AA" (en Venezuela) de la Universidad Central de Venezuela.

El pasado y el presente de un equipo fundado en los años 50, que ha contado en su nómina con personajes de la talla de Pompeyo Davalillo.

jueves, 26 de marzo de 2015

INGRESO A LA UCV POR EL ARTICULO 25 DE SU REGLAMENTO INTERNO


Publicamos esta noticia tal vez un poco tarde, estamos bastante ocupados en la búsqueda de información sobre nuestro objetivo principal, el beisbol menor. Pero sobre este tema vamos ahora a tratar también, porque está relacionado con lo que estamos tratando de impulsar en la EBM AEA UCV: el ingreso a esta casa de estudios superiores aplicando lo establecido en el artículo 25 del Reglamento de Ingresos a esa Universidad.

Por ahora les dejamos este aviso de la Dirección de Deporte en el que se anuncia la prórroga del lapso para consignar los documentos por parte de los aspirantes.

 Posteriormente vamos a ir explicando que establece dicho artículo, y vamos a hacer una propuesta para que la EBM AEA UCV trabaje para el mediano y largo plazo para lograr convertirse en un semillero de futuros estudiantes - atletas de la UCV................